Cómo bajar el PH de la piscina

Bajar el PH de la piscina, clave en el mantenimiento y limpieza de piscinas

Cómo bajar el PH de la piscina es una de las preguntas más frecuentes con la que nos encontramos nada más comenzar con la temporada de verano. ¿Por qué? La respuesta es muy sencilla. La tendencia general es que el agua suela a alcalinizarse y, por tanto, que el nivel del PH aumente.

Cuando queremos empezar a hacer uso de la piscina y queremos ponerla a punto, vemos esa descompensación habitual. Por ello, y como parte esencial de la limpieza y mantenimiento de piscinas, vamos a dedicar estas líneas exclusivamente ver cómo bajar el PH de la piscina.

Qué es el PH y por qué es necesario para el mantenimiento de piscinas

Técnicamente, el PH es un valor que mide la alcalinidad o acidez de una sustancia acuosa. En este caso, es evidente que nos centramos en la medición del PH en el agua de la piscina.

Generalmente, cada agua es de un tipo más o menos alcalino dependiendo de la zona geográfica. Esta tipología se produce de forma natural. Por ello, nosotros debemos modificar su nivel de PH para que se estabilice y no pueda ser perjudicial para su uso.

Centrándonos en la piscina, el grado de PH en el agua perfecto es el denominado PH neutro. Éste se mueve entre los valores 7,2 y 7,6, siendo el 7,2 el nivel de PH perfecto para conseguir un agua de piscina excelente.

Cuando estos niveles se exceden, por encima de 7,6, o no llegan, por debajo de 7,2, convierten el agua en alcalina y ácida, respectivamente.

Niveles de PH en agua de piscina:

  • Alcalino: PH ALTO, superior a 7,6
  • Estable: PH NEUTRO, entre 7,2 y 7,6
  • Ácido: PH BAJO, inferior a 7,2

Cuáles son las consecuencias de tener el PH elevado

Las consecuencias de tener el PH de la piscina elevado se ve y se siente. Sencillamente, cuando el agua no tiene la claridad y transparencia habitual, algo está descompensado y hay muchas posibilidades de que sea el nivel del PH. Ya hablamos sobre el floculante y su función para eliminar y evitar la turbidez del agua. Tanto cuando hay suciedad residual, como cuando el PH de la piscina está alto y, por tanto, el agua se torna alcalina notamos estos síntomas:

  • Agua turbia
  • Ojos rojos y picor en la piel y la garganta
  • Bloqueo del efecto del cloro. La desinfección del agua de la piscina no se produce.

Cómo medir el PH

Las piscinas públicas están obligadas a tener un sistema de medición de PH automático. Sin embargo, en casa podemos hacerlo nosotros mismo o la persona encargada del mantenimiento de piscinas. Podemos optar por la manera manual o por la automática.

  • Medición PH piscinas manual: utiliza un kit de medición y análisis del agua de piscinas. Es muy  simple. Llena de agua de la piscina las dos probetas que incluye el kit y sigue las instrucciones. Tendrás que diluir diferentes soluciones en cada apartado y agitar para mezclar. Una vez se hayan disuelto esas sustancias, el agua tomará un color, con una tonalidad, que determinará el nivel de PH que tiene el agua de la piscina.

Bajar el PH de la piscina

  • Medición PH piscinas automática: como puedes imaginar, esta opción es mucho más cómoda y eficaz. Una bomba automática o dosificadora es la encargada tanto de analizar la cantidad de PH en el agua como de regularlo. Esta bomba la instalamos dentro del sistema de tratamiento de agua. Junto con la depuradora y el mecanismo de desinfección del agua que tengamos, cloración química, cloración salina o hidrólisis.

bajar PH de la piscina

Cómo bajar el PH de la piscina

Existen diferentes compuestos químicos para regular la alcalinidad del agua. Todos son minorizadores de PH, pero puedes elegir entre pastilla, grano o líquido. El formato a elegir dependerá tanto del sistema de medición y dosificación que tengas, manual o automático, y las fases de limpieza y mantenimiento de la piscina.

Si tomamos como referencia la secuencia habitual de una puesta a punto de piscina, diferenciamos 3 etapas diferentes:

  1. Puesta en marcha: cuando iniciamos la temporada de verano, realizamos lo que se llama una supercloración. En esta primera fase, potenciamos el nivel del cloro para una primera desinfección de choque después del invierno. Al mismo tiempo, añadimos algicidas y minorizador de PH. Ya hemos comentado que lo habitual es que el agua de las piscinas (sobre todo en el sur de España) tiendan a alcalinizarse. Así, lo aconsejable es empezar con la dosificación necesaria de un minorizador de PH en grano, hasta nivelar el PH a 7,4 (PH Neutro).
  2. Mantenimiento: tras la puesta en marcha de la piscina, pasamos del minorizador de PH granulado a la pastilla.
  3. Regulación: al principio de la temporada de verano, se recomienda medir el PH una vez por semana y dosificar en consecuencia. Después, con medir y regular cada 2 semanas, no habrá riesgo de grandes descompensaciones de PH. Por otro lado, si tienes bomba dosificadora y ya has realizado la puesta en marcha de la piscina, relájate en la tumbona que ella controlará todo.

Ten en cuenta estos sencillos pasos para conseguir un PH de piscina ideal. Y no olvides en consultarnos cualquier duda sobre el mantenimiento de tu piscina ¡A disfrutar del agua!

 

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.