Cómo ahorrar sin renunciar al aire acondicionado

5 claves: cómo ahorrar sin renunciar al aire acondicionado

Es verano y el calor aprieta. La pregunta que nos surge a todos es: ¿cómo ahorrar sin renunciar al aire acondicionado? Y es que es muy complicado sobrevivir a estas altas temperaturas sin ayuda del aire acondicionado. Un privilegio que, a final de agosto, pasa factura. Literalmente…

Por eso, queremos compartir con vosotros unos sencillos consejos sobre cómo ahorrar sin renunciar al aire acondicionado. Simplemente, se trata de saber cómo usar el aire acondicionado de forma efectiva. Al igual que con la calefacción en invierno, solemos excedernos en la temperatura elegida y, por otro lado, dejamos escapar la refrigeración conseguida con descuidos como dejarnos las puertas abiertas.

5 consejos prácticos: cómo ahorrar sin renunciar al aire acondicionado

  1. Situar la temperatura como mínimo en 24º. Según el Ministerio de Industria y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), restringir en verano la temperatura del aire acondicionado a mínimo 24º ayuda al ahorro energético. Asimismo, el IDAE asegura que “por cada grado de temperatura que se aumente, el ahorro energético es del 7% del consumo eléctrico en climatización. De acuerdo con esto, un edificio que elevara su temperatura en 1ºC podría ahorrar diariamente 16 Kwh/m2 día”
  2. Elegir el aparato de aire acondicionado adecuado según su etiquetado energético. En uno de nuestros post anteriores sobre aire acondicionado, ya hablamos sobre el tema. Pero, como referencia, ten en cuenta que aquellas con la letra A y el color verde indican que son los equipos más eficientes. Por el contrario, si el etiquetado contiene la letra G y su color es rojo, ese equipo es el de menor eficiencia energética. Nosotros, desde PROINCO, siempre aconsejamos la calidad, no sólo por el bienestar que supone, sino por el ahorro. Aunque a priori, parezca que se economiza comprando barato, la realidad es que esa calidad alarga su durabilidad y cualifica el consumo.
  3. Mantener el equipo de aire acondicionado en buenas condiciones. No sólo cuando empiece la temporada de calor. Debemos realizar una mantenimiento durante todo el año, tanto para prevenir como para subsanar posibles deficiencias del aparato propias del uso. En épocas de rendimiento máximo, debemos asegurarnos de que los filtros están limpios y que no existe ninguna imperfección técnica que pueda forzar la maquinaria y, en consecuencia, aumentar el gasto energético.
  4. Programar el uso del aire acondicionado. Si cuentas con un equipo con programador, aprovecha las horas más frescas del día para apagarlo. Durante la noche y las primeras horas de la mañana el ambiente es más refrescante, benefíciate de ello.
  5. Recurrir a puertas, ventanas y persianas. No dejes que el aire refrigerado se escape por dejar las puertas y ventanas abiertas. Concentra el frío en la estancia a climatizar. Además, mantén las persianas abajo durante las horas de más calor y, sobre todo, en las zonas donde más incida el sol.
cómo ahorrar si renunciar al aire acondicionado
5 consejos para ahorrar sin renunciar al aire acondicionado

Ventajas: cómo ahorrar sin renunciar al aire acondicionado

Con estos sencillos consejos, el ahorro energético puede suponer hasta un 30%. Este ahorro significa a su vez:

  1. Ahorro económico
  2. Mayor sostenibilidad. Menos emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera
  3. Mayor confort
  4. Mayor salud, evitando los indeseados resfriados de verano

Ya ves lo fácil que resulta ahorrar en el aire acondicionado. Si tienes cualquier duda sobre tu sistema de climatización o tienes pensado instalar uno, no dudes en consultarnos. Un buen asesoramiento puede aliviar tu bolsillo.

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.