Cómo limpiar los grifos: consejos prácticos

Cómo limpiar los grifos de manera eficaz y sencilla

La dureza del agua o la cal son algunos de los motivos que más ensucian la grifería. ¿Pero cómo limpiar los grifos de esta suciedad? Pues hay diferentes métodos, consejos y remedios que cambian en función del material del grifo. Ya hemos visto que la grifería cuenta con accesorios como aireadores o reductores de caudal. Y que, además, existen diferentes tipo de grifos según su sistema de funcionamiento. Todo ello influye a la hora de elegir la “receta” adecuada para su limpieza.

No obstante, al igual que con la limpieza de sanitarios como las bañeras, siempre debemos hacer uso de elementos básicos de la limpieza como:

  • Guantes de látex para proteger la piel de las manos
  • Un pulverizador. Prácticamente todos los remedios caseros de limpieza requieren su uso
  • Esponja con estropajo. Imprescindible para levantar la suciedad más incrustada
  • Bayeta. Especial para absorber y limpiar los restos de líquido
  • Paño. Una vez realizado todo el proceso de limpieza, pasar un paño limpio y seco nos ayudará a dejarlo todo reluciente

1. Producto antical

La opción más rápida para eliminar el exceso de cal en la grifería. Como ya sabes, este producto lo puedes encontrar en supermercados y droguerías. Su precio no es alto y para usarlo solo tenemos que seguir las indicaciones de cada fabricante. En ocasiones deberemos mezclar el líquido antical con agua, y otras podremos pulverizarlo directamente sobre el grifo.

Con los productos antical, sólo tendremos que hacer uso de la esponja o estropajo en casos difíciles. En general, nos bastaremos con una bayeta. Con ella repartimos el antical, aclaramos y secamos.

Cómo limpiar los grifos

2. Bicarbonato y vinagre

Este es uno de los remedios caseros más comunes. Por su sencillez a la hora de la preparación y, sobre todo, por su eficacia. Para ello, necesitaremos:

  • Bicarbonato de sodio
  • Esponja con estropajo
  • Vinagre
  • Cepillo pequeño

El bicarbonato es un abrasivo suave que limpia toda clase de superficies sin dañarlas. Además, elimina bacterias y no es tóxico, al contrario que otros productos químicos. Para llevar a cabo este remedio, deberemos impregnar la esponja de bicarbonato y frotar con ella toda la superficie. A continuación, quitamos el exceso de bicarbonato que haya quedado con la misma esponja, limpia y mojada.

Una vez hayamos terminado con el bicarbonato, es el turno del vinagre. Lo utilizaremos para las zonas más complicadas, con la base del grifo. Así pues, rociamos el vinagre por la zona y lo dejamos actuar durante varias horas. Incluso durante toda la noche. Una vez el vinagre haya hecho su función limpiadora, repasamos la zona con un pequeño cepillo. Con él levantamos los restos de suciedad más pegada a la superficie. Y para acabar, aclaramos y secamos con un paño seco. El resultado será como tener un grifo nuevo.

Cómo limpiar los grifos

3. Vinagre

En este caso, vamos a confiar en todas las propiedades del vinagre. Especialmente recomendado para grifos cromados, el proceso es muy sencillo. Simplemente, llenar un pulverizador de vinagre. Rociar toda la superficie. Dejar que el vinagre se seque y retirar toda la suciedad. Así podremos eliminarla, finalmente, aclarando y pasando un paño seco.

Cómo limpiar los grifos

4. Vinagre, sal y harina

Este tip sobre cómo limpiar los grifos es específico para aquellos de bronce. Para ello, deberemos mezclar en un recipiente una cuchara de los siguientes ingredientes:

  • Vinagre
  • Sal
  • Harina

Con la composición ya hecha, conseguiremos una pasta. Así, la distribuiremos con un paño impregnado en ella por toda la superficie. Es importante que esta acción la hagamos con suavidad para no rayar o dañar el grifo. Posteriormente, secamos el grifo con otro paño seco.

Cómo limpiar los grifos

5. Coca-cola en spray

Para los grifos de acero inoxidable, el remedio que te proponemos seguro que no te deja indiferente: refresco de cola. Al igual que con el vinagre, llenamos el pulverizador de este bebida. Rociamos todo el grifo y dejamos actuar hasta que se seque. Al cabo de unos minutos, enjuagamos con agua y pasamos una bayeta y un paño seco.

Cómo limpiar los grifos

Como ves estos consejos sobre cómo limpiar los grifos son sencillos y rápidos de hacer. Pero, además, una vez los pongas en práctica seguro que te quedarás maravillado con los resultados. ¿Cuál es tu preferido?

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.