Cómo elegir una caja de herramientas

Consejos prácticos para que elijas la caja de herramientas que se adapta a ti

caja de herramientas

Elegir una caja de herramientas parece una tarea insignificante. Sin embargo, si lo hacemos de forma aleatoria, nada más estrenarla nos daremos cuenta de que no es así. Tenemos que tener en cuenta ciertos factores que responderán a nuestras necesidades. Y así, tendremos justo las herramientas y accesorios adecuados a nuestro uso habitual.

En este sentido, es obvio que no es lo mismo hacer una elección para un uso doméstico que para uno profesional. No obstante, sea para un hogar, un taller, industria o una empresa instaladora, contar con un maletín de herramientas es imprescindible. Se trata del espacio dedicado al almacenaje y organización de las herramientas y utensilios indispensable para arreglos, tareas de bricolaje e instalaciones. Y es que sea cual sea el grado de uso de las herramientas, siempre debemos tener una caja a mano. Además, por seguridad y funcionalidad, cuanto más completa y mejor organizada, mejor.

En el anterior post, hablábamos sobre las herramientas esenciales que todos debemos tener en casa. Y para ello, no podemos olvidarnos de su propio organizador. Pero, para no volvernos locos a la hora de hacer nuestra elección entre la gran variedad que podemos encontrar en el mercado, vamos a seguir unos patrones.

Tips para elegir una caja de herramientas

Desde que se inventaran las primeras cajas de herramientas, a principios del siglo XIX, la multitud de opciones que encontramos hoy en día puede llegar a ser abrumadora. De la rudimentaria caja de madera -o más bien baúl- que se empezó a utilizar a modo de organizador, se pasó a una más pequeña, abierta y portátil. Así se dio lugar a lo que hoy conocemos por una caja de herramientas. Con la salvedad, eso sí, de evolución en su estructura, material y disposición. Por ello, los principales aspectos que debemos tener en cuenta para una buena compra son:

1. Número y tamaño de las herramientas a almacenar

caja de herramientas

Como cualquier objeto que queramos guardar, su almacenaje deberá contar con el tamaño y las dimensiones adecuadas. Exactamente igual pasa con las cajas de herramientas. Tenemos que tener muy claro la cantidad de herramientas de las que disponemos y, como no, sus dimensiones.

Por ejemplo, si vamos a contar con las herramientas manuales básicas, lo más aconsejable es elegir una caja de entre 3,5l y 5l. Una capacidad suficiente para almacenar y poder ordenar de manera funcional herramientas como destornilladores, alicates u otros utensilios complementarios.

Si, por el contrario, necesitamos un volumen elevado de herramientas y, además, alguna de ellas pueden ser eléctricas, debemos aumentar la capacidad de la caja.

2. Frecuencia de uso

caja de herramientas

A mayor uso, mayor atención debemos prestar a que la caja nos proporcione funcionalidad a la hora de trabajar. Esto implica que las cajas deben contar con más aplicaciones y elementos de almacenaje. Para un uso constante, disponer de una caja que se abra fácilmente, que tenga diferentes compartimentos de almacenaje e incluso que se pueda trasportar de manera ligera es fundamental.

Por ello, una caja de herramientas de un material plástico, composite o incluso textil pueden ser una buena opción. Son fáciles y cómodas de transportar y, además, pueden ir equipadas con diferentes espacios para una mejor organización.

Pero si, en tu caso, el uso que le das a las herramientas es ocasional o temporal el material de la caja no será tan relevante. La madera o el metal también son otras opciones. Lo importante sigue siendo la capacidad de organización de su interior. Sea cual sea el momento en el que tengamos que usar alguna herramienta, que todo se encuentre en su sitio y disponible.

3. Uso profesional o doméstico

En este punto, el material sigue siendo un factor determinante para que acertemos en la elección de una caja de herramientas. Si esta se va a quedar en casa, te aconsejamos que la caja se ante todo práctica, tanto para el almacenaje como para su movilidad.

Sin embargo, si su uso va a ser profesional, deberás considerar que el material y la estructura de la caja sea resistente, pero sobre todo funcional. Esto también dependerá del tipo de trabajo que se realice habitualmente con ella.

caja de herramientas

Si tienes presente estos tres factores a la hora de elegir tu caja de herramientas, seguro que acertarás de lleno. Si aun así, tienes alguna duda, sólo tienes que pasarte por PROINCO. Resolveremos cualquier pregunta que tengas y podrás llevarte la mejor caja de herramientas para tu casa o empresa.

 

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.