Cómo hacer el mantenimiento del aire acondicionado

Mantenimiento del aire acondicionado: mejor climatización, mayor vida

Como con cualquier aparato eléctrico, debemos aprender a hacer un buen mantenimiento del aire acondicionado. Saber cómo realizarlo es la mejor forma de cuidar nuestro equipo y de alargar su vida.

Esto no quiere decir que no recurramos a un profesional. Aunque el saber no ocupa lugar, muchas veces es más efectivo pedir ayuda a un instalador que, además de la experiencia, tiene las herramientas precisas. Tu decides. Echarle paciencia y hacerlo con tus propias manitas, o llamar a un especialista. Sea como sea, es importante que todo usuario de aire acondicionado conozca las claves para conservarlo.

Como ya sabemos, para que un aparato de aire acondicionado enfríe o caliente, este se sirve de un circuito hermético. A través del circuito interno, transita el gas refrigerante que constantemente va cambiando de estado líquido a gaseoso. Es lo que conocemos por condensación.

Según la temperatura que vayamos programando, se producen variaciones del estado interno del circuito. Para que estos cambios no generen alteraciones que puedan conllevar una avería, es importante que el gas alcance unas temperaturas determinadas y no haya mucha variación en ellas.

Claves para el mantenimiento del aire acondicionado

Principalmente, el mantenimiento del aire acondicionado es necesario, precisamente, para que las fluctuaciones de temperatura no sean ni demasiado habituales, ni demasiado bruscas.

  • Limpiar los intercambiadores del aire acondicionado

Para ello, lo más importante es mantener los intercambiadores limpios. Tanto la unidad interna, como la externa, están formados por una serie de rejillas muy finas, que visualmente parecen radiadores. Estas láminas son las que debemos mantener libres de suciedad. Y es que en estas estructuras es donde queda almacenada todos los residuos que los filtros no han sido capaces de limpiar.

Con un adecuado y periódico mantenimiento de los intercambiadores, conseguiremos un ahorro energético del 50%. Sin olvidar que tendremos un mayor rendimiento del equipo, sin que se vea reflejado en la factura de la luz.

Simplemente sigue estos pasos:

  1. Pasa el aspirador por encima de los intercambiadores. Hazlo a conciencia para eliminar el groso de la suciedad
  2. Con una bayeta y líquido desinfectante para aire acondicionado, limpia la superficie de los intercambiadores
  3. Aprovecha la bayeta y el mismo líquido desinfectante para limpiar la carcasa de la unidad interior

mantenimiento del aire acondicionado

  • Limpiar los filtros del aire acondicionado

En la unidad interior, esos intercambiadores los encontraremos detrás de los filtros. Y si limpiamos los intercambiadores, es igual de importante limpiar los filtros. Sobre todo en épocas de pleno rendimiento del aparato y si en casa hay algún miembro de la familia con alergias o asma.

Tanto en verano como en pleno invierno, cuando no podemos vivir sin la refrigeración o calefacción, se aconseja limpiar los filtros cada tres semanas. Para ello debemos:

  1. Asegurarnos de que el equipo está desconectado
  2. Sacar los filtros
  3. Lavar los filtros debajo de un chorro de agua caliente, ayudándote de un cepillo suave para sacar el polvo acumulado
  4. Déjalos secar al aire
  5. Si estos filtros traen consigo los filtros antiolores y antipolen, límpialos con un aspirador. No los mojes

mantenimiento del aire acondicionado

  • Limpiar la evacuación de la unidad exterior del aire acondicionado

Si observas que la unidad interior de tu aire acondicionado pierde agua, es necesario limpiar el conducto de evacuación del aparato exterior.

El equipo interior tiene una bandeja que recoge el agua de condensación que, posteriormente, pasa por un conducto hacia el exterior. Si el conducto de evacuación externo tiene suciedad, se obstruirá y ese agua residual goteará por la unidad interna.

Así, pues, debemos eliminar esa obstrucción. Y, para evitar que vuelva a obstruirse o que aparezcan bacterias, algas o moho en la bandeja del aparato interior son necesarias unas pastillas de tratamiento:

  1. Enciende el aire acondicionado
  2. Introduce un vía de plástico por el conducto de evacuación hasta el final. Así podrás comprobar si el tapón sigue obstruyendo o no la salida del agua. En el momento en el que veas que el conducto vuelve a expulsar agua, la obstrucción habrá desaparecido

Mantenimiento del aire acondicionado

Como ves, es bastante sencillo realizar el mantenimiento del aire acondicionado. Con estos sencillos pasos tú mismo sabrás cómo cuidar tu sistema de climatización. Conseguirás mayor rendimiento, ahorro energético y mayor durabilidad.

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.