Qué es el suelo radiante y cómo funciona

El suelo radiante, la calefacción del confort

Todos habréis oído hablar de el suelo radiante. ¿Pero sabemos qué es exactamente y, sobre todo, cómo funciona? Pues bien, como el frío ya se está haciendo notar, es el momento idóneo para arrojar luz sobre este sistema de calefacción tan cómodo y agradable.

Y es que, no hay nada más reconfortante que llegar a casa y sentir en los pies el confort de una adecuada climatización. Con el suelo radiante, mejoramos la calidad del ambiente a climatizar. Y, además, logramos el denominado efecto de cabeza fría y pies calientes tan beneficioso para la salud.

El calor se irradia desde abajo. Y toda la superficie de la vivienda puede tener instalada este sistema. Por ello, con el suelo radiante conseguimos una mejor eficiencia energética que con otros emisores, como los radiadores. Al contar con una superficie de emisión mucho más amplia que con los radiadores, no necesitamos elevar la temperatura para conseguir una adecuada climatización.

Por otro lado, al partir desde el suelo, no es necesario calentar previamente el aire de la estancia. Nuestro cuerpo irá calentándose de forma progresiva y, sobre todo, saludable. En este sentido, además, el suelo radiante elimina la necesidad de limpiar la suciedad acumulada en radiadores y tuberías vistas. Asimismo, no tendremos que preocuparnos por las manchas de las paredes, generadas por el aire caliente que sale de estos emisores. Tampoco se genera polvo y, por tanto, no hay movimiento del mismo. Así, aquellas personas afectadas por alergias podrán disfrutar de un ambiente limpio.

Cómo funciona el suelo radiante

Existen dos tipos de suelo radiantes. El suelo radiante eléctrico y el que funciona gracias al agua. La diferencia entre ambos es, en esencia, que mientras el eléctrico genera el calor por electricidad, el suelo radiante por agua es compatibles con sistemas de generación térmica muy variados, y hasta ecológicos.

 

  • Suelo radiante eléctrico:

Mediante una consecución de cables, repartidos a lo largo y ancho de la superficie, conseguimos una climatización con fuente de energía eléctrica. Esto supone un consumo eléctrico elevado y, por tanto, coste económico que podemos evitar con un sistema híbrido.

el suelo radiante

  • Suelo radiante por agua:

En este caso, cambiamos los cables por tuberías. De igual forma se distribuye un sistema de tuberías por el interior del suelo. Por ellas, circula agua calefactada por diferentes mecanismos de calentamientos. Podemos elegir entre varios, según nuestras necesidades:

  1. Caldera: ya sean de gasóleo, gas o biomasa, las calderas son generadores de calor totalmente compatibles con los suelos radiantes.
  2. Bomba de calor: tanto la aerotermia como la geotermia (aire-agua) generan calor – o frío en caso de contar con una bomba reversible– aprovechando la energía del aire y del suelo de la Tierra, respectivamente. La bomba de calor es la encargada de tratar esa energía y transformarla en térmica. Finalmente, el agua del suelo radiante es el encargado de transportar y emitir la temperatura deseada al interior de la vivienda.
  3. Panel solar: las placas solares suelen ser utilizadas como mecanismos axuliares a otro principal. De esta forma, los días en los que podamos aprovechar más el sol, podremos disminuir el consumo de la fuente principal.

Cualquiera de estos sistemas es efectivo para utilizar el suelo radiante como emisor. Sin embargo, es importante saber que si nos decantamos por alguna de las fuentes renovables, anteriormente citadas, conseguiremos un ahorro de hasta un 90% de energía en comparación con los convencionales. Un sistema híbrido, aunque requiera de una inversión inicial mayor que el resto, a la larga es más económico, sostenible y eficiente.

En cuanto a la instalación del suelo radiante, UPONOR es uno de los fabricantes más innovadores en soluciones para este tipo de montajes. Sin tener que realizar reformas importantes en casa, podemos tener una instalación de la mejor calidad y eficiencia.

Si estás interesado en pasarte al suelo radiante, en PROINCO tienes todo lo que necesitas. Asesoramiento personalizado y, por supuesto, todo lo que necesitas para su instalación.

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.