Cómo ahorrar combustible con las calderas

Ahorrar combustible con las calderas particulares y comunitarias: buen mantenimiento y gasóleo

En menos de lo que pensamos, tenemos el frío aquí. Así que, mejor adelantarse a él y saber cómo combatirlo de la forma más eficaz para ti y tu bolsillo. Por ello, este post lo vamos a dedicar a cómo ahorrar combustible con las calderas. Ese sistema de calefacción particular y comunitario que tantos hogares calienta y que, en ocasiones, merma nuestra economía.

Y es que no es para menos dedicar un poco de tiempo a averiguar cómo rentabilizar el uso de nuestras calderas. De media, se estima que este tipo de instalaciones consumen entre un 45% y un 55% del gasto energético total. Por ello, todo aquello que hagamos por reducir el consumo de combustible y aumentar el ahorro energético es poco.

Así pues, vamos a ver qué tenemos en nuestras manos para economizar el uso de las calderas, sin renunciar a su confort.

ahorrar combustible con las calderas

Cómo ahorrar con las calderas individuales

Sin lugar a dudas las calderas de gasóleo siguen siendo las reinas entre las elegidas en España para la calefacción. Son muy eficientes y rentables. No obstante, y aunque el petróleo haya bajado su precio en el último año, siempre es necesario saber cómo ahorrar en su gasto y consumo.

Para ello, os proponemos 5 soluciones para ahorrar combustible con las calderas privadas. Unos sencillos y prácticos consejos que sólo requerirán de costumbre y disciplina en tu día a día.

  1. Ventilación de la casa. No dedique más de 10 minutos a la ventilación de tus estancias. Reciclar el aire y purificarlo de manera natural es bueno para nuestra salud. Y más en invierno. Pero, aún así, encuentra un término medio entre la depuración del ambiente y la conservación del aire calefactado.
  2. Regulación del termostado. Al tratarse de una caldera privada, contamos con un termostato con el que nosotros mismo podemos ir regulando la temperatura de nuestro hogar. Aprovéchate de esta ventaja que las calefacciones centralizadas no tienen. Procura bajar la temperatura de este termostato hasta los 60º. Así, conseguiremos que la caldera ya esté caliente y no pierda horas en calentarse.
  3. Buen aislamiento. Tener tu vivienda adecuádamente aislada del exterior es fundamental para asegurar una climatización eficaz. Si dejamos escapar ese aire calefactado por posibles fisuras y rendijas, estaremos malgastando combustible y energía. De hecho, se calcula que perdemos hasta un 25% de calor por un mal aislamiento de la edificación. Así pues, asegúrate de que las ventanas y puertas están bien cerradas, y de que techo y paredes no tienen ninguna grieta.
  4. Regulación de la temperatura interna. La denominada temperatura de confort está fijada en los 20º. Subir la temperatura por encima de los 23º supone un consumo de hasta un 7% más de combustible por cada grado de temperatura adicional.
  5. No tapar los emisores internos. Los radiadores son los aparatos por donde se expulsa el aire caliente de las calderas. Si las tapas con ropa húmeda o cualquier otra cosa, la emisión del aire no se realizará adecuadamente. Pedirá más potencia energética y, por tanto, consumiremos más combustible.

ahorrar combustible con las calderas

Cómo ahorrar con las calderas comunitarias

Además de todo lo anteriormente mencionado, existen dos factores fundamentales para ahorrar combustible con las calderas comunitarias: un buen mantenimiento y el uso de un gasóleo de calidad.

Para conseguir un adecuado mantenimiento de una caldera comunitaria, debemos acudir a un profesional. No obstante, lo que tiene que controlar la propia comunidad es que la caldera pase por sus revisiones periódicas, antes y después de la época de mayor rendimiento.

En ellas, es importante realizar un análisis de la combustión. Este análisis no dirá el rendimiento real en % de la caldera, así como otras variables que indican la efectividad energética. En función del resultado, será necesario que el profesional se encargue de paliar las posibles deficiencias en el sistema. Así conseguiremos optimizar el funcionamiento de la caldera y ahorrar energía.

ahorrar combustible con las calderas

Por otro lado, el uso de un gasóleo de calidad es esencial para el buen funcionamiento de la caldera y, por tanto, un adecuado rendimiento y aprovechamiento energético.  Por ejemplo, el gasóleo BiEnergy e+10 de Repsol permite un ahorro de combustible de hasta el 30%.

 

Simples y, sobre todo, baratos consejos que te ayudarán a ahorrar combustible y energía, sin renunciar una calefacción eficaz.

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.