Dormir con el aire acondicionado encendido

Dormir con el aire acondicionado encendido a estas alturas de julio resulta imprescindible. El calor es la principal causa de insomnio en las noches de verano. Como todos los años en época estival, a los españoles nos es difícil coger el sueño debido al calor.  Una de las eternas preguntas que nos hacemos es: ¿dormir con el aire acondicionado encendido toda la noche es perjudicial?.

Según un estudio realizado por la marca española de climatización Daikin, más del 80% de los españoles no puede dormir sin aire acondicionado. Sin embargo, tener encendido el equipo toda la noche supone un gran gasto energético y económico.

A continuación, enumeramos cinco consejos para dormir con el aire acondicionado encendido sin que te suponga pagar un riñón en la factura de la luz, te resfríes o derroches inútilmente energía.

Consejos para dormir con el aire acondicionado encendido

1. Programar el equipo de aire acondicionado encendido en modo sleep

En algunos equipos de aire acondicionado se incluye la función de “modo spleep” o “modo nocturno”. Esta función permite que la temperatura del aire se modifique automáticamente. Ésta, se incrementará paulatinamente hasta apagar el equipo por completo. Al estar dormidos y relajados, nuestro cuerpo pierde temperatura, y es aconsejable que la temperatura del aire expulsado esté por encima de la nuestra. El objetivo de la función “modo sleep” es favorecer el sueño, evitar dolor o sequedad en la garganta y/o enfriamiento del cuerpo (resfriado). Además, esta opción, ayuda a minimizar el  consumo energético y el gasto económico.

La marca andaluza Fukishu cuenta con varios modelos de sistema de climatización de diferentes modelos, pero todos disponen del modo sleep. 

Dormir con el aire acondicionado encendido gracias al modo sleep
Dormir con el aire acondicionado encendido gracias al modo sleep

 

2. Media de temperatura entre los 22º y 24º

Si el modelo de equipo de aire acondicionado que has elegido no dispone de la función de modo sleep,  tú mismo tendrás que regular la temperatura del equipo. Los expertos en climatización aseguran que la temperatura óptima para dormir oscila entre 20º y 25º. Aunque la cifra puede variar según el peso o el sexo de la persona. Según IDAE, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, la temperatura idónea son 24º.

3. Limpiar los filtros del aire acondicionado

Antes de comenzar a utilizar diariamente el aire acondicionado, es altamente recomendable limpiar los filtros de la unidad interior. Con los filtros limpios adecuadamente, se alarga la vida de nuestro equipo, mejora el funcionamiento del mismo y se ahorra en eficiencia energética. También mejorará la calidad del aire que respiramos, evitando la sequedad en garganta y nariz.

4. Evitar el flujo de aire directo

El lugar donde vayas a instalar la unidad interior es uno de los factores más importante. Evita que el aire expulsado vaya dirigido a la cama. Un flujo directo y continuo de aire frío mientras estamos dormidos, puede provocar resfriados, dolores de oído y sequedad en la garganta.

Hay marcas de aire acondicionado que incluyen la función modo swing. Este botón mueve las aspas desde donde es expulsado el aire, de modo que el aire es distribuido por la habitación de forma equitativa.  Puedes consultar todas las marcas de aire acondicionado con las que trabaja Proinco visitando nuestra web.

5. Sonido

Recuerda, como hablamos en el anterior post de aire acondicionado,  que el equipo que instales en la habitación donde vas a dormir debe tener una potencia sonora de menos de 20dB.  Una potencia sonora de menos de 20 dB es casi inaudible a los oídos. Marcas con Daikin, Fukishu o Fujitsu solo comercializan equipos con potencias sonoras muy bajas.

Siguiendo estos sencillos consejos podrás disfrutar de las noches veraniegas sin pasar calor y además ahorrarás en energía y en tu bolsillo! 😉

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.