Qué es la hidrólisis para piscinas

Hidrólisis para piscinas: la desinfección total del agua

Ya hemos hablado sobre la cloración salina, pero ¿tenemos idea de qué es la hidrólisis para piscinas? Sencillamente se trata de otro sistema de desinfección de agua de piscinas, que va más allá que la cloración salina. Y cuando decimos que va más allá, es que este mecanismo no necesita ningún añadido de tipo químico ni natural para su funcionamiento. De forma totalmente automatizada, la hidrólisis trata el agua de la piscina por corriente eléctrica y la convierte en agua pura.

¿Difícil de visualizar? Pues vamos paso por paso, viendo qué es la hidrólisis, cómo funciona y cuáles son sus ventajas.

Definición de la hidrólisis para piscinas

Tal y como indica su propio nombre, hidrólisis significa literalmente “ruptura del agua”.

El equipo de hidrólisis recoge el agua de la piscina y, tras una corriente eléctrica, la molécula de H2O se rompe produciendo iones hidroxilos (OH-). En este proceso se eliminan todas las bacterias y cualquier presencia de materia orgánica en el agua. No obstante, para que la desinfección del agua sea total, la hidrólisis complementa su proceso con la ionización residual.

Por tanto, cuando hablamos de la hidrólisis, hablamos del método más ecológico para el tratamiento del agua. No necesitamos absolutamente de ningún añadido, ni sal, ni cloro, ni cualquier tipo de químico. Sólo agua para llenar la piscina y nuestro equipo de hidrólisis instalado adecuadamente.

Qué es la hidrólisis para piscinas
Esquema del sistema de hidrólisis Oxymatic

Cómo funciona la hidrólisis para piscinas

Como acabamos de comentar, en un primer estadio del proceso de desinfección, se origina la hidrólisis puramente dicha. A través del contacto del agua con una carga eléctrica, se producen iones hidroxilos (OH-) que tienen un potencial de oxidación muy elevado, consiguiendo, así, una total esterilización del agua.

Sólo con este proceso, ya obtenemos resultados tres veces más poderosos que con el cloro. Sin embargo, para que el tratamiento del agua sea totalmente eficaz, se requiere de una producción de iones hidroxilos constantemente regulados.

Dependiendo del tipo de agua y de su calidad, la producción de hidroxilos debe ser una u otra. Si no se consigue una adecuada nivelación, la desinfección no será total. Por eso, nosotros trabajamos y recomendamos el sistema de hidrólisis más eficaz y avanzado del mercado, OXYMATIC. Este sistema es capaz de controlar automáticamente los parámetros de producción de iones hidroxilos necesarios en todo momento.

Además, OXYMATIC combina la primera fase de la hidrólisis con una segunda de ionización, para asegurar la constante desinfección. Gracias a esta ionización residual, los iones de cobre producen una desinfección del agua permanente, incluso cuando la bomba está apagada. De esta forma el agua de la piscina siempre está en proceso de purificación y siempre lista para disfrutar de ella. Y es que el cobre posee, por si sólo, una acción biocida y constituye un excelente alguicida y bactericida.

Qué es la hidrólisis para piscinas
Funcionamiento de la hidrólisis y de la ionización radical mediante iones de cobre

Ventajas de la hidrólisis para piscinas

Está claro que la hidrólisis para piscinas es, hasta el momento, el sistema automático de desinfección de agua más natural y eficaz:

  1. Ecológico. No necesita de ninguna sustancia para su tratamiento. Ni sal, ni cloro. Sencillamente agua que es 100% desinfectada mediante corriente eléctrica.
  2. Saludable. Al no tener ningún tipo de aditivo y al ser sometido a dos procesos de desinfección y oxidación, obtenemos un agua totalmente pura. No reseca la piel, no enrojece los ojos y evita la aparición de problemas de salud como el asma o la bronquitis.
  3. Seguro. Como ya no necesitamos ningún producto químico, nos evitamos los riesgos de su transporte y manipulación.
  4. Económico. Un gasto menos en la compra de cloro, bactericidas y otros productos químicos. En este sentido, la hidrólisis es especialmente ventajosa para las piscinas públicas salinas, donde hay que reponer grandes cantidades de sal en cada renovación del agua.
  5. Bajo consumo de energía. El consumo medio de un equipo de hidrólisis es de 5w por hora.
  6. Automatizado. No tienes que preocuparte de absolutamente nada, ya que tanto el funcionamiento, el control de niveles y su mantenimiento están integrados en el mismo sistema.
  7. Fácil de instalar. Aunque se necesite de un profesional, añadir este sistema al ya existente es rápido y sencillo. Sólo es necesaria la instalación de la cámara y de la unidad de control, desde donde se programan automáticamente todas las funciones de la piscina. La oxidación, el nivel de PH, los filtros e incluso la calefacción, iluminación y la cubierta, si la tuviera.

Todo son ventajas con la hidrólisis para piscinas ¿Te apuntas?

Te puede interesar...

Este sitio web usa cookies para mejorar su experiencia de uso. Asumimos que está de acuerdo con ello, pero puede desactivarlas en el caso de que no fuese así.